Riverside Agency

Realizar una búsqueda avanzada +

Ingresar

¿Olvidó su contraseña? Haga click aquí

Zac y Mia

Si bien el ambiente frío y aséptico de una clínica es el último lugar donde una pareja de adolescentes esperaría iniciar una relación significativa, a veces el azar nos sorprende con encuentros fortuitos que marcan nuestro destino.

Convaleciente de un trasplante de médula, Zac lleva semanas solo y aburrido en el hospital cuando en la habitación contigua ingresan a Mia, una impetuosa chica de su edad. A los golpecitos en el tabique del principio les sigue el intercambio de notas por medio de las enfermeras y, finalmente, en el silencio de la noche, la comunicación a través de Facebook. Paulatinamente, una amistad surgida de la necesidad da paso a una atracción muy especial que, sin embargo, se verá expuesta a una dura prueba cuando más adelante la realidad cotidiana interponga unos obstáculos con los que Zac y Mia no contaban.

Narrada con un fresco sentido del humor, autenticidad y delicadeza, Zac y Mia es una historia excepcional sobre dos chicos cuyo prometedor futuro se tambalea bajo sus pies. Un relato valiente y poco convencional que, de la mano de unos protagonistas entrañables, describe el fuerte apego a la vida que surge cuando se padece una enfermedad grave. Una novela íntima y conmovedora que mantiene al lector en vilo hasta el final

De la misma colección

  • La verdad y las mentiras de Ella Black
  • Zac y Mia
  • El único recuerdo de Flora Banks
  • El año que el mundo se vino abajo
  • Lo que fue de ella
  • Si decido quedarme
  • Éramos mentirosos

Narrativa contemporánea

  • Habana skyline
  • Hijo único
  • El abuelo que saltó por la ventana y se largó
  • El homenaje
  • Ahora me rindo y eso es todo
  • Monstruas y centauras
  • Su cuerpo y otras fiestas
  • La risa final
  • El hombre que se fue a Marte porque quería estar solo
  • Búscame
  • Figuras ocultas
  • Reflejos de un crimen
  • Yo estoy vivo y vosotros estáis muertos
  • La verdad y las mentiras de Ella Black
  • Los tipos duros no bailan
  • El hechicero