Riverside Agency

Realizar una búsqueda avanzada +

Ingresar

¿Olvidó su contraseña? Haga click aquí

Miedo y asco en Las Vegas

"Miedo y asco en Las Vegas" es la obra más enloquecida de Hunter S. Thompson, figura legendaria del nuevo periodismo y creador del llamado periodismo «gonzo», en el que el autor se convierte en el centro de la acción. Una acción delirante la de esta ejemplar historia de arrojo frente a las más aciagas circunstancias: de la misma manera que los caballeros de la Tabla Redonda se lanzaban en pos del Santo Grial envueltos en una armadura de poder sobrenatural, Hunter S. Thompson entró en Las Vegas pertrechado con un arsenal verdaderamente mágico de «nefandas sustancias químicas» en su búsqueda del Sueño Americano. Sus peligrosos enfrentamientos, dopado hasta las cejas, con los empleados de casinos, camareros, policías especializados en narcóticos y demás representantes de la Mayoría Silenciosa, segregan un humor alucinado y un clima de terror muy infrecuentes. Porque ésta es la verdadera historia de un hombre que pasó una temporada en el infierno... y vivió para contarlo.

De la misma colección

  • El goce supremo
  • Eres el mejor, Cienfuegos
  • Ensalada loca
  • Ausencia del héroe
  • ¡A por otra, compañero!
  • Fragmentos de un cuaderno manchado de vino
  • La herencia de Wilt
  • Hollywood
  • La cosa de Nueva York
  • Cosas que hacen BUM
  • El crepúsculo del macho
  • Cuentos de humor y de horror
  • Debería caérsete la cara de vergüenza
  • Destroy
  • Dios le bendiga, Mr. Rosewater
  • Dirk Gently, agencia de investigaciones holísticas
  • Doble pareja
  • Don Quijote
  • En el camino
  • Erecciones, eyaculaciones, exhibiciones.

Literatura contemporánea

  • La Madona de los coches cama
  • Wadzek contra la turbina de vapor
  • Zorro
  • Voss
  • Territorio de luz
  • Un verdor terrible
  • El refugio
  • El recién llegado
  • Eterna España
  • La pobreza
  • Un armario lleno de sombra
  • Provocación
  • Basilisco
  • El tercer policía & En Nadar-Dos-Pájaros
  • Chinaski II
  • Un sonido atronador