Riverside Agency

Realizar una búsqueda avanzada +

Ingresar

¿Olvidó su contraseña? Haga click aquí

Un cinéfilo en el Vaticano

En 1990, durante un congreso cinematográfico en La Habana, Román Gubern conoció a un sacerdote catalán llamado Enrique Planas que resultó ser el dirigente de una institución que desconocía: la Filmoteca Vaticana. Cuando Gubern se instaló en Roma como director del Instituto Cervantes, el sacerdote catalán lo contactó y le propuso participar en las preparaciones vaticanas para celebrar el centenario del cine. Esta propuesta le permitió indagar en la Filmoteca Vaticana, su colección de películas religiosas y las leyendas en torno a otro tipo de materiales; elaborar una propuesta de lista de mejores películas con valores ejemplares (en el libro hay tres listas vaticanas oficiales, donde las películas se clasifican según sus valores religiosos, sociales y humanos y artísticos) y participar en la designación del santo patrono del cine.

De la misma colección

  • La piedra de la locura
  • Cómo ordenar una biblioteca
  • Lecciones de una pandemia
  • La otra guerra
  • Yo soy el monstruo que os habla
  • Lo que estábamos buscando
  • Pandemia
  • Las tres dimensiones de la libertad
  • El lugar del paraíso
  • La vida secreta
  • Un cinéfilo en el Vaticano
  • Morir o no morir
  • Ahorita
  • Ahora contamos nosotras
  • Salvar vidas en el Mediterráneo
  • Ofendiditos
  • Kubrick en casa
  • Silencio administrativo
  • (Fe)Male Gaze
  • La mirada lúcida

Estudios literarios

  • Historia de Drácula
  • El evangelio de las anguilas
  • Breve historia de la novela
  • Melancolía y cultura
  • México Insurgente
  • El árbol de la lengua
  • El don de la siesta
  • Gustar y emocionar
  • La otra guerra
  • El arte de dar clase
  • Poética
  • Una cierta idea de mundo
  • Hombres justos
  • La mujer del porvenir
  • Cómo escribir ciencia-ficción y fantasía
  • Una dacha en el Golfo