Riverside Agency

Realizar una búsqueda avanzada +

Ingresar

¿Olvidó su contraseña? Haga click aquí

La enfermedad de escribir

Un documento excepcional: Bukowski reflexiona sobre la creación literaria, su estilo y los escritores que más le han influido. 

Bukowski reflexiona sobre la escritura y sobre sus maestros literarios y experiencias vitales. Abel Debritto, estudioso del escritor, ha rastreado su correspondencia inédita y ha seleccionado las cartas en las que aborda el tema de su oficio y su arte.

Las hay a editores de revistas, a su editor, John Martin, a escritores como Henry Miller, Lawrence Ferlinghetti o Hilda Doolittle, a críticos y amigos. En ellas reflexiona con agudeza sobre el proceso de escritura y nos permite adentrarnos en las entrañas del negocio editorial. Leerlas plantea un estimulante recorrido autobiográfico que nos descubre a un Bukowski matizado, más allá del arquetipo; a un autor volcado de forma obsesiva en la escritura, con un sólido bagaje de lecturas y una visión muy clara de sus planteamientos, que le lleva a quejarse de algunos intentos editoriales de domesticar su estilo áspero y directo.

El libro, que arranca en 1945 y se cierra en 1993, pocos meses antes de su muerte, es un jugoso compendio de estética bukowskiana, con su característica vehemencia y actitud take no prisoners: lanza pullas feroces contra los beats (Ginsberg y Burroughs), los poetas del Black Mountain College, Hemingway o el mismísimo Shakespeare, pero también expresa su admiración por Dostoievski, Hamsun, Céline, Fante o Sherwood Anderson.

El resultado: un volumen rebosante de opiniones contundentes y sagaces reflexiones literarias, imprescindible para fans de Bukowski y para cualquiera interesado en el proceso creativo de un escritor.


OPINIONES DE LA CRÍTICA

«Se muestra alternativamente irónico, jactancioso, autodestructivo y enojado con el mundo, pero siempre resulta ameno... Los fans de Bukowski van a adorar este libro» (Library Journal).

«Unas cartas cargadas de obscenidades, a menudo divertidas, siempre contundentes y, en ocasiones puntuales, tiernas... Es difícil no sentir respeto por su inquebrantable devoción hacia su arte y por la insobornable hipercrítica aplicada a todo el que cae bajo su mirada» (Publishers Weekly).

«Pocos artistas son tan reflexivos y generosos al abordar las aguas en las que nadan» (Claudia La Rocco, The New York Times).

De la misma colección

  • La extranjera
  • La enfermedad de escribir
  • El artista de la cuchilla
  • En la casa de los sueños
  • Cuál es tu tormento
  • El Cazador Celeste
  • Relatos
  • Autorretrato con piano ruso
  • Agathe
  • Propiedad privada
  • Todos nosotros
  • La ternera
  • El colibrí
  • El Palacio de la Luna
  • La música del azar
  • Leviatán
  • Mr. Vértigo
  • Amar a Lawrence
  • Ruta de escape
  • Las gratitudes

Literatura contemporánea

  • El canto de las horas
  • Días de luz y esplendor
  • Jean Echenoz
  • Aviones sobrevolando un monstruo
  • La extranjera
  • El sentido de un final
  • Matar a un ruiseñor
  • República luminosa
  • Tom Ripley
  • Segunda casa
  • Ayer
  • Ese cabello
  • Misteriosa Buenos Aires
  • La enfermedad de escribir
  • El artista de la cuchilla
  • W. G. Sebald en el corazón de Europa